Beneficios de las terapias Física y Cognitiva en quien vive con Parkinson

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad progresiva del sistema nervioso que afecta el movimiento; sus síntomas comienzan gradualmente.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los signos y síntomas de la enfermedad de Parkinson pueden ser diferentes para cada persona. Los primeros signos pueden ser leves y pasar desapercibidos. A menudo comienzan en un lado del cuerpo y van empeorando en ese mismo lado, incluso después de que los síntomas comienzan a afectar el otro lado.

Dentro de estos síntomas se encuentran:

  • Temblores que inician en la mano o los dedos, incluso estando en reposo.
  • Bradicinesia o lentitud en los movimientos, volviendo las tareas simples en más complejas y tardadas.
  • Rigidez muscular en cualquier parte del cuerpo.
  • Alteraciones de la postura, marcha y equilibrio, lo que complica el traslado y la movilización.
  • Pérdida de movimientos automáticos, como parpadear, sonreír o balanceo de brazos al caminar.
  • Cambios en el habla, como dudar antes de hablar, la velocidad y el tono, creando un lenguaje plano e inexpresivo.
  • Cambios en la escritura, se vuelve lenta y difícil de leer.
  • Deterioro Cognitivo o demencia debido a la degeneración neuronal.

Tratamientos

Siendo una enfermedad degenerativa, su tratamiento dependerá del grado de incapacidad de cada paciente. El inicio suele ser farmacológico y es necesaria la supervisión constante para determinar el éxito del medicamento.

Sin embargo, existen alternativas de tratamiento no farmacológico que generan grandes beneficios en la persona, como la fisioterapia y la estimulación cognitiva, las cuales favorecen al desarrollo de las actividades cotidianas de la persona.

Beneficios de la Fisioterapia

Su objetivo es contribuir a la mejora de la movilidad y el estado físico, por ello se desarrollan estrategias que le permitan a la persona afrontar y superar las dificultades motoras, favorecer la autonomía e independencia en las actividades diarias y mantenerse activa.

Dentro de los beneficios observados se encuentran:

  • Corrección de la postura
  • Disminución en la rigidez muscular
  • Mejora en la función respiratoria e intestinal
  • Mejora en la marcha y equilibrio
  • Aumento de la fuerza muscular
  • Alivia el dolor
  • Mejora en el estado físico
  • Mejora la musculatura facial
  • Disminuye el riesgo de caídas
  • Incrementa el bienestar

Beneficios de la Terapia Cognitiva

Intervenir con Terapia Cognitiva puede prevenir o retrasar la disminución de las capacidades funcionales de la persona, proporcionándole independencia y disminuyendo la carga del cuidado.

Dentro de los beneficios observados de encuentran:

  • Favorece la mejora de la atención y la memoria
  • Aumenta la velocidad de pensamiento
  • Mejora el lenguaje y la comunicación
  • Genera mayor independencia en tareas cotidianas
  • Disminuye síntomas de depresión y ansiedad
  • Mejora en la destreza del paciente
  • Aumenta el bienestar subjetivo de la persona

La intervención con tratamientos no farmacológicas es muy recomendable como complemento al tratamiento médico del paciente, pues permiten obtener resultados más rápidos y prolongados.

Si tu familiar aun no lleva  terapia cognitiva y física escríbenos, contamos con profesionales expertas.

¡Haz clic aquí!

Lic. Joseline Anarosa Valle Tapia
Licenciada en Gerontología con especialidad en Procesos Cognitivos. Gerontóloga en Plenitud y Demencias A.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Ir arriba