¿Mi familiar con demencia necesita Terapia Cognitiva? ¿Qué es eso?

La Terapia Cognitiva ayuda a preservar y mejorar en lo posible las capacidades cognitivas que, debido a la demencia, se ven afectadas paulatinamente.

Las funciones cognitivas son aquellas que nos ayudan a realizar muchas acciones del día a día, como aprender, observar, recordar, hablar y razonar. Así nos permiten desenvolvernos en los espacios familiares, sociales, laborales y ambientales en los que tenemos contacto a diario.

Algunas de las capacidades cognitivas son:

  • Orientación
  • Percepción
  • Atención
  • Memoria
  • Lenguaje
  • Motricidad
  • Habilidades visoespaciales
  • Funciones ejecutivas
  • Praxias

Con el paso del tiempo, estas capacidades se van debilitando, ya sea por el envejecimiento, o bien, debido a un daño cerebral o como consecuencia de algún tipo de demencia.

Es por esto que las personas que viven con demencia necesitan un tratamiento farmacológico y uno NO farmacológico.

¿Conoces la Reserva Cognitiva?

Nuestro cerebro tiene la capacidad para compensar un debilitamiento o deterioro cognitivo con la llamada “reserva cognitiva”, la cual funciona como un plan B. Sin embargo, esta reserva puede verse afectada por los hábitos que practiquemos a lo largo de nuestra vida.

Aun así, gracias a ella pueden existir personas que tengan un daño cerebral o demencia, pero no presenten síntomas debido a que cuentan con una gran reserva cognitiva por haber vivido activas y saludablemente.

¿Qué es la Terapia Cognitiva?

La Terapia Cognitiva consiste en un conjunto de técnicas y estrategias que ayudan a preservar y mejorar, en la medida de lo posible, las capacidades cognitivas que son afectadas a causa de la demencia.

Esta terapia puede ser de 3 tipos: estimulación, entrenamiento y rehabilitación. La aplicación de cada uno dependerá del nivel de deterioro cognitivo o demencia, y las necesidades de cada paciente. Así, la o el especialista definirá los objetivos y la periodicidad de la terapia.

Entonces ¿Por qué mi familiar necesita una terapia cognitiva?

La estimulación cognitiva juega un papel fundamental para potenciar las capacidades cognitivas de la persona y, de esta forma, retrasar y disminuir el avance de las efectos que puedan presentarse por la demencia. Todo esto favorece la autonomía del individuo en sus actividades cotidianas.

Los principales beneficios de la Terapia Cognitiva en quienes viven con demencia son:

  • Mantiene las habilidades intelectuales conservadas por más tiempo
  • Genera estímulos que favorecen el razonamiento y autonomía para realizar sus actividades de la vidia diaria
  • Potencia y mejora sus relaciones interpersonales
  • Mejora su calidad de vida y en consecuencia la de sus familiares

Si tu familiar aún no lleva una Terapia Cognitiva, ¡En Plenitud y Demencias podemos ayudarte! Envíanos un Whatsapp haciendo clic en el botón de abajo:

Lic. Yolanda Jazmín Regín Tovar
Licenciada en Gerontología. Terapeuta Cognitiva en Plenitud y Demencias A.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Ir arriba